resultado enriquecido en SERP de Google al buscar 'merchandising promocional'

3 MANERAS DE USAR EL REGALO PROMOCIONAL

¿Qué hacer para que nuestra marca este presente? La estrategia de marketing que acierta con el branding exitoso consigue no tan solo consolidarnos como marca sino también diferenciarlos de las otras. Una buena campaña online o con presencia de comunicación en diferentes medios como la radio, la prensa o la televisión pueden tener, sin duda, un impacto muy favorable, pero su coste será elevado. El regalo promocional o merchandising consigue resultados muy satisfactorios y duraderos a precios económicos. Pero no todo vale.

Es importante definir cuál va a ser el regalo promocional que consiga dar con nuestros objetivos, es decir, consolidar y diferenciar nuestra marca. En primer lugar, habrá que pensar en un objeto que sea útil, cuanta mayor utilidad más presente estará de manera cotidiana y dará mayor visibilidad a la marca a promocionar.  Por otro lado, tiene que ser un producto de calidad; un regalo defectuoso o frágil se asociará a una marca poco fiable. Finalmente deberá estar, de alguna manera, relacionado con el producto o servicio que queremos dar a conocer. A veces el logo ya consigue este efecto, pero en otras ocasiones habrá que pensar un poco más, tendremos que escoger aquel producto que sea diferente, que consiga singularizar la marca.

Los regalos promocionales más habituales, aquellos que siempre están presentes, consolidan la idea de marca a través de su imagen habitual por el uso repetitivo y frecuente en el día a día. Son lo que podíamos llamar regalo promocional estándar: bolígrafos, mecheros, tazas, llaveros, tacos de notas, USB…y como no, las gorras, camisetas y en general las prendas de vestir. No son originales y están muy vistos, pero cumplen la misión de estar ahí recordándonos en todo momento la presencia repetitiva de la marca. Consolidan, son el altavoz de fondo que nos recuerda su existencia a todas horas.

Otro tipo de objetos promocionales persiguen diferenciar, destacar una marca por alguna particularidad, hacerla visible por su originalidad. Son los regalos promocionales creativos, regalados para sorprender, para que impacten en un momento puntual. Puede que no tengan tanta presencia de uso, pero siempre aportarán interés por alguna cualidad destacable.

Por último, nos queda hablar de los regalos promocionales personalizados, aquellos que van dirigidos a alguien en concreto. Han sido creados pensando en el destinatario, en qué es lo que necesita, qué objeto o servicio le resultará de utilidad en un momento concreto y considerando su personalidad o actividad. Son los productos “pensados para ti”.

La buena decisión es aquella que sabe combinar uno u otro tipo de regalos para cada ocasión o cliente: el recordatorio, la sorpresa o el atractivo personal. A veces, será mejor uno y a veces otro, aunque generalmente la mezcla de todos ellos cubre las diferentes necesidades según las circunstancias.

En Grupo Heliopolis ofrecemos a nuestro cliente el gadget que más se ajuste a su marca y a sus objetivos. Buscando siempre dar con la combinación perfecta para que el regalo promocional se convierta en objeto de deseo para los clientes. Así la marca se mantiene muy presente y dinámica y el merchandising es eficaz para fidelizar.

Publicado en Merchandising.